Kellogs y Pitufos nazis

Publicado: mayo 9, 2011 en Ocurrencias

Acabo de leer que la moda de desayunar conflet de kellogs la pario un puritano yanqui obsesionado con la idea de que follar era un ataque gravísimo a la salud, provocado por un consumo excesivo de carne, y que los maíces nos llevarían a una vida abstinente sexual sanísima y que viviríamos la leche tiempo, eso  sí, aburridos de cojones.

Pues resulta que el tío triunfó y se forro.  A pesar de ser un memo. Aunque me ha dado una alegría inmensa de cojones leer esto. Siempre aborrecí ese desayuno yanqui, aséptico y saludable. Caballero desayuna un cigarro y un café con leche, y con eso tiramos toda la mañana. Nunca me han dado lipotimias y voy al baño estupendamente, gracias.

Continuemos. Un escritor francés  ha publicado un sesudo libro en el que llega a la irrefutable convicción de que la sociedad pitufa era el modelo de sociedad nazi.  No es coña. Así, Papa pitufo seria el furher pitufil, líder respetado pero dictatorial, ya que se sepa los pitufos no están dotados de un sistema democrático que permita dar la patada al viejo y poner en su lugar, por ejemplo, al pitufo empollón o a su puta madre. Esta aberrante sociedad se mantendría pura, es decir aria, es decir azul, a través de un estricto programa de abstinencia sexual (Nos ha jodido, con una sola pitufa van finos los colegas, como se pongan la matan a pitufadas) impidiendo que se ponga a follar con las hadas del bosque, por ejemplo, jodiendo todo el programa de reproducción del abuelo. El malo, Gargamel, representaría a los judíos, ya que con esa pinta de rata encorvada de luto y con esa napia de ketama no podría ser otra cosa. Además su gato seria satánico. Por eso de llamarse Azrael.  Un panorama, vamos. Y además, la pitufa es rubia, que hay que tenerlos cuadrados, con esa demostración de superioridad aria imperdonable.

Personalmente me la pela. Siempre odie los pitufos. Jamás llegue a entender como alguien podía desperdiciar su tiempo viendo a una panda de enanos azules endogámicos con unos gorros ridículos haciendo el subnormal, cuando podría estar viendo a Goku y Vegeta zurrándose la badana. Por mi, como si llegaba Gargamel y los sodomizaba a todos para luego hacerse el puto cocido de pitufos que tanto anhelaba. Si tantas ganas tenia, que le hubiera echado un par de huevos y hubiera bombardeado todo el bosque con napalm, con dos cojones. Hubiera sido un final de serie espectacular (Gargamel agachado mientras el bosque arde a su espalda, mientras le comenta al gato: “Me  encanta el olor a pitufo quemado, huele… ¡¡a victoria!! Títulos de crédito y que empiece a sonar The End de Morrison.)

¡Heil Pitufen!

Anuncios
comentarios
  1. Ak dice:

    O me lo parece a mi o la gente ve conspiraciones nazis donde le sale de los huevos. Bien sé que la presencia de nazis mejora cualquier película, pero lo de los pitufos nazis (paso de la oca incluida) me parece, como a ti, una gilipollez como un piano.

    Lo de los corn flakes, pues oye, hay quien se cree que tiene un deber para con la humanidad… Me corroe la duda de por qué los animales herbívoros (o sea, los que no comen carne) no se han extinto todavía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s