El Señor de los Anillos

Publicado: agosto 8, 2011 en Libros

 

 

 

Una de las cosas más curiosas que leí del Señor de los Anillos (una edición especial de todos los libros reunidos que me regalo un tío mío de vacaciones, con una ilustraciones de Alan Lee que inspiraron  gran parte de la fotografía de las muy posteriores películas), no es la novela propiamente dicha, sino su prefacio. Durante algún tiempo, se dijo que la guerra del anillo representaba los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial (época en la que Tolkien escribió la novela) Tolkien lo desmintió totalmente.  Y prácticamente describe un argumento paralelo de la novela, lo que hubiera ocurrido si la guerra del anillo SÍ hubiera estado basada en la segunda guerra mundial:

“El anillo hubiera sido utilizado contra Sauron; no habría sido aniquilado sino esclavizado, y Barad-dûr hubiera sido ocupada y no destruida: Saruman, como no puede apoderarse del anillo, envuelto en las confusiones y traiciones de la época, hubiera encontrado en Mordor los eslabones perdidos de sus propias investigaciones sobre la historia del anillo, y no habría tardado en fabricar un Gran anillo propio con el que podría desafiar al Señor de la Tierra Media. En este conflicto ambos bandos hubieran despreciado y odiado a los hobbits; no hubieran sobrevivido mucho tiempo ni siquiera como esclavos.”

Parece una versión moderna de lo que sería el señor de los anillos si alguien lo escribiera ahora. Y tampoco ando muy desencaminado, Juego de Tronos va por esos lares.

No es que Tolkien fuera ingenuo. Es que escribía como le salía de los cojones, cosa que siempre es de agradecer.

Curiosamente, cuando lo leí de chaval, a mi me pareció una obra nórdica, de noruega o de esos salvajes países poblados por mastuerzos rubios de dos metros devora arenques que cocinan como barbaros, es decir, con esa emulsión grasienta que es la mantequilla (cosa sabida es que los pueblos civilizados cocinamos con aceite de oliva, producto que debemos agradecer a esa panda de imperialistas sin escrúpulos que fueron los romanos, aunque a cambio nos sacaron de las tinieblas que algunos paletos parecen añorar). Porque con tanto elfo rubio, bosques, anillos, dragones y la puta que los pario bien  se podía confundir  el libraco con el anillo de los nibelungos chungos.

Pues niet. Es una obra cristiana.

¿Qué no? Cuando a Gandalf le dice a Frodo que el anillo es suyo, a Frodo (Hijo de Drogo, por cierto, nombre que cogió el amigo George. R.R .Martín para bautizar a su Khal. Lo de R.R. no se lo saco por que se apellide realmente Rodriguez Ridruejo) le falta el canto un duro para contestarle “Aparta de mi ese caliz”. Y si continuamos, lo de Frodo no es una aventura. Es la Pasión. Primero, la puñalada que le mete el Nazgul, luego el lanzazo del orco en Moria, luego la picadura de Ella Laraña, continuando por los latigazos que le dan en Cirith Ungol, sin olvidar el mordisco de Gollum y por supuesto, ese via crucix que consistente en arrastrarse centímetro a centímetro por la tierra de Mordor con el anillo a cuestas, poco menos la cruz que le costara la vida por poco. Y el tio en vez de mandarlo todo a hacer puñetas, continua con resignación cristiana, soportando ese sufrimiento porque es su Misión, impuesta por Poderes que no comprende.

Catolicismo a tope y de pagano lo justo, caballeros.

¿Mi personaje favorito?

Tiene diez mil años, tumba colinas con cuatro palabras, el anillo no tiene efecto sobre él, los tumularios le temen y controla el bosque. Ah, y es inmortal. Nada ni nadie puede matarlo.

El amo.

Tom Bombadil.

Mientras otros hacen anillos del poder, matan dragones, elevan ciudades en mares lejanos, intentan conquistar Valinor,  crean horrores y maravillas y se traicionan unos a otros, el tio se dedica a componer estos versos:

“Tom Bombadil es un sujeto sencillo, con chaqueta azul y zapatos amarillos.”

Luego se debió echar la siesta, supongo, después del agotador parto intelectual que le supuso crear tan magníficos versos.

Al principio, yo creía que este personaje era ridículo y gilipollas. Luego me di cuenta que era el más inteligente de todo el reparto.

¿Qué hace el tío? ¿Intenta conquistar el mundo? Para nada. Se debió decir que las ulceras estomacales provocadas por el estrés se las comieran los gandalfs, sarumans, saurons y denethors del mundo. Que el pasaba bastante. Así que se hico un chalet al pie de una colina, se arrejunto con una elfa que estaba la leche de buena y se dedico a cantar y recoger flores.

Vamos, un bohemio vividor que es feliz con ser el que es y nada más. Una hazaña nada fácil, a mi modesto entender.

De eso me di cuenta muchísimo más tarde. En mis fantasías preadolescentes era un aguerrido montaraz silencioso y misterioso que tenia a todas las aldeanas cayéndoseles la baba por el tamaño de su espada. Luego creces y te conformas con ser un pacifico hobbit en la comarca.

Por lo de bien comido y feliz. Y por la hierba de los medianos, por supuesto.

Anuncios
comentarios
  1. Herep dice:

    Isis,

    Hace muuucho tiempo que leí el libro y, siéndote sincero, no recuerdo el personaje de Tom…
    Pero sí la impresión que me suscitó el leer el libro de Tolkien.
    En mi biblioteca particular, El Señor de los Anillos tiene sitio preferente.
    La similitud de la peripecia de Frodo con la Pasión, con la II Guerra Mundial… con tantas cosas… se ha comparado con tantos períodos… pero tu relación con el Calvario está muy bien vista.
    La leyenda del libro, con la película, pasó a inmortal mito.

    Un saludo.

    • isismoking dice:

      Y tanto que es un mito. Creo que ya ha pasado a la mitología del Siglo XXI. Por cierto, Tom Bombadil aparece en el primer libro, después de que los hobitts se pierdan en uno de esos bosques con mala leche que tanto le gustaban a Tolkien. Un personaje, a poco, inquietante.

      Un saludo Herep y gracias por el comentario

  2. Ak dice:

    Sinceramente, me ha gustado mucho tu análisis del libro, sobre todo porque te sales de las descripciones clásicas del libro. Nadie habría dado tanta importancia a Tom Bombadil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s