Bloody Wensday.

Publicado: agosto 18, 2011 en Ocurrencias

Pues a mí, que los jugadores del Madrid y del Barsa acaben zurrándose la badana me parece estupendo. En serio. Que unos multimillonarios se crujan ante millones de espectadores me parece un espectáculo edificante. Educativo incluso. Al menos estos tíos sufren y se ganan sus buenos kilos con un poco de dolor, no como esa panda de mamarrachos, como los sindicalistas de mariscada diaria; los banqueros con más cara que espalda (que mucho piar de que  poner límites a sus comisiones es una afrenta anti liberal pero luego cuando la cagan es papa estado, con nuestro dinero, es decir, el dinero de los gilipollas, quien les tapan el agujero); los políticos con ganas de joderme la vida que se gastan un pastizal de mis impuestos para construir un aeropuerto fantasma; las compañías telefónicas a cuyos directivos les deseo una purgaciones que les hagan desear ser mujer y soplapollas varios.

Ese Guardiola saltando  e insultando al banquillo del Barsa, ese Mou con andares de Clint Eastwood  en su época Sergio Leone, ese Ozil ciscándose en los muertos de alguno, ese Villa soltando guallas a lo karate kid, ese Pepe que parece Tony dientes de bala… que coño, así se escriben las leyendas. Dejemos la bazofia políticamente correcta en los colegios. El Futbol no es un deporte de caballeros.  Para deportes de Gentlemans (o gentileshombres en buen y antiguo castellano) ya tenemos el tenis. Si el futbol es parte de esa movida de pan y circo que inventaron los romanos, pues yo quiero que los gladiadores den un buen espectáculo. Mariconadas las justas. Como dijo el gran Hans Topo en los Simpsons: “¡Queriamos Sangreeeeeeee!”

Y demasiado pacíficos somos aquí. Sospecho que la asombrosa falta de violencia existente en el futbol español, sobretodo respecto a las hinchadas (compárenmelo con el futbol italiano o el ingles, si hay narices) se debe a la larga mano de Franco. Si en los sesenta al Madrid o al Barcelona se le ocurre montar grupos de casuals, les aplican la ley antipartidos y acaban comiéndose un marrón que te cagas por rojos.  Curiosa teoría, algún día la desarrollare más.

Por antecedentes familiares, yo soy, o era, del Barsa. Fue mi tío abuelo Pedro quien me enseño a montar en bicicleta y a adorar a Stoichkov (Sin mucho entusiasmo por mi parte, la idolatría nunca fue lo mío). Pero la movida Paleta-Nazionalista del colega Laporta, ahora dando el cante como político casposo en la mejor tradición hispánica, me dio ganas de soltar la pota. Anda y que os den, me dije. Yo de la selección Española y punto. Por eso me permito ver los derbis Barsa- Madrid desde un estado contemplativo zen que me impide, eso sí, pegar botes en el sofá o lanzar instrucciones de juego a una televisión, absurda practica que veo realizar con pasión a gente a la que aprecio un huevo.  Cierto es que me siento un poco aparte de la gente, pero me permite alcanzar ese estado de autosatisfacción pedante que alcanzamos los capullos cuando nos vemos superiores al vil gregarismo de la chusma. Tengo que controlar ese sentimiento o acabaré vegetariano y feminista. Atroz perspectiva.

En resumen. Dado que los hombres ya no peleamos, o  los que pelean son unos descerebrados de cerebro de a medio gramo de farlopa (¿Porque coño no legalizan otra vez los duelos?) por algún lado habrá que sacar la mala hostia, la frustración y la bilis mas corrosiva que el ácido de batería que segregamos todos los dias. Mejor pegarle berridos a una tele ciscándote en la puta madre de un pavo con pantalones cortos y peinado estrafalario que salir todos en masa y ahorcar a Teddy bautista de una farola, agradeciéndole los servicios prestados de la SGAES.

¿O no?

 

Anuncios
comentarios
  1. Ak dice:

    Comparto tu parecer Isismoking, yo también. Cuando vi que se daban de tortas también pensé que con lo que cobran que mínimo que den más espectáculo que fútbol sin más.

    Sólo una cosa más, ¡viva Stoichkov! A ningún otro jugador de la historia se le han leido los labios tan bien como a él cada vez que insultaba en español.

  2. isismoking dice:

    Joder, si esta época de Barsa-Madrid ya va a pasar a la mitología futbolera. La cuestión es quejarse.

    ¿Donde coño estará mi camiseta de Stoichkov, por cierto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s